Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF. +++ +++ Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF. +++ +++ Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF.

Carlos escribe sobre sus encuentros con seres de la naturaleza tropical y relata observaciones científicas y leyendas, fundiendo la imaginación humana con la naturaleza.

La Polilla cola de golondrina posee una cola muy larga


Copiopteryx semiramis, la Polilla de cola de golondrina.

Según Bill Oehlke, de IslandTelecom, la vistosa y delicada Polilla cola de golondrina Copiopteryx semiramis, presenta alas anteriores algo más cortas en los machos: 89-113mm; que en las hembras: 94-114mm) Se la conoce de ambientes selváticos de montaña en Surinam, Venezuela, Guyana, Guayana francesa, Brazil, Colombia y Peru.

En Venezuela, la conocimos por primera vez en la selva nubosa del Parque Nacional Henri Pittier. Es una mariposa nocturna, muy notoria porque los machos presentan alas posteriores con colas extremadamente largas y delgadas. La distancia que existe entre la punta del ala anterior y su inserción en el cuerpo, cabe dos veces y media en la distancia desde el mismo punto de inserción hasta la punta de la cola.

Cuando se posan, las colas suelen estar abiertas, como una tijera, pero hemos visto que al volar, baten con velocidad las alas anteriores arrastrando tras de sí casi unidas las dos delgadas colas, como para balancear el peso de la parte anterior del cuerpo y a la vez actuar como un timón que ayuda a mantener el rumbo. Vistas así, sus movimientos se asemejan al que hacían las cometas que volábamos cuando jóvenes con sus colas extendidas vibrando al viento.

Estas polillas, de formas tan curiosas, son relativamente escasas en las zonas bajas de la Reserva Ecológica Guáquira donde, en dos años y medio, hemos visto apenas dos ejemplares machos llegar a las luces de la Estación Ecológica. Deben ser comunes en las cumbres más altas del Cerro Zapatero, que alcanzan los 1.450msnm.

Según Oehlke, Copiopteryx semiramis vuela tarde en la noche y sus larvas se alimentan de las hojas de árboles como el Manilkara chicle (Sapodilla). La Acanthosyris spinescens y la Pouteria caimito también han sido reportadas como plantas hospederas. Parece haber dos crías anuales una con la mayoría de los adultos emergentes volando entre junio y julio y otra hacia los meses de octubre-noviembre.

Las hembras se distinguen de los machos por poseer colas más cortas que los machos. De noche, las hembras producen una feromona específica para atraer a los machos.

Sus huevos suelen ser de color Amarillo blanquecino, a veces translúcidos con una banda rojiza que se ensancha a medida que el embrión madura luego de unos catorce días de incubación. Las larvas ya manchas blancas en forma de V que se abren sobre el dorso y hacia los costados.

Las larvas más pequeñas se alimentan de las puntas de las hojas agarrándose de las venas desde el envés de las hojas.

 

Se transforman en pupas o crisálidas aislándose en cámaras subterráneas de madrugada, poco antes del amanecer. Algunas plantas que sirven de alimento a las larvas pertenecen a los géneros: Acanthosyris, Manilkara y Pouteria.

Pouteria guianensis crece en selva nublada 900-1900 m y es un  árbol de 10-20m, con flores de color crema verdoso, formadas por un cáliz de 4 sépalos y una corola de 4 lóbulos en las alturas de la Cordillera de la Costa de Venezuela.

top