Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF. +++ +++ Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF. +++ +++ Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF.

Las espinas sirven para más que pinchar tus pies


Los ecosistemas marinos albergan una gran diversidad de organismos. Muchos parecen salidos de películas de ciencia ficción, quizás por desconocer ¿qué son?, cuesta relacionarlos con algo... 

 

Dentro de estos organismos extraños podemos conseguir a los erizos de mar, a los cuales generalmente los relacionan con pinchazos en los pies y manos, y con unos curiosos platos que los orientales y turistas disfrutan en cierta temporada del año. Pero realmente ¿qué son los erizos de mar y qué papel cumplen en los ecosistemas?

Los erizos de mar, son unos organismos sin ojos, ni brazos, ni nariz, ni orejas; ¡aunque si tienen boca! Si no, ¿cómo comerían?; la boca está ubicada en dirección al suelo, ayudando a consumir su alimento preferido: las algas, que se encuentran principalmente sobre las rocas en los fondos marinos. Viven solamente en el mar, y tienen una gran diversidad de formas que pueden ser ovaladas, redondas, curvas o más aplanadas, y de colores que van desde el verde esmeralda, pasando por morado, vinotinto, marrón, negro y hasta blanco, tanto en sus caparazones como en sus espinas, que despiertan una gran curiosidad a los espectadores.

Si los erizos no tienen brazos ni aletas, ¿cómo se mueven? Utilizan el movimiento sincronizado de sus espinas y de unas estructuras llamadas podias (de podo, que significa pie), que también pueden enganchar en algunas superficies para aferrarse. Las espinas cumplen varias funciones: ayudan al movimiento del erizo y la fijación en las cavidades, y para su protección contra otros organismos. Es importante mencionar que solo algunos erizos tienen una glándula de veneno asociada a las espinas, y aunque el resto no lo tienen, lo que hacen es advertir que no se les acerquen y nos invitan a respetar su espacio.

Según estudios de investigadores como Otter (1932), y Glynn (1997), algunos erizos de mar que viven en los arrecifes coralinos y en las plataformas rocosas, tienen la capacidad de crear cavidades, excavando la roca o el coral muerto, que le proveen refugio a sí mismos y a muchos animales que de otra forma se verían afectados por el oleaje y las corrientes. Y se preguntarán, ¿en dónde se esconden estos animales asociados  a los erizos? Se pueden esconder entre los espacios que se forman entre las espinas del erizo y en las cavidades que estos forman, tanto en la roca como en los esqueletos del coral muerto. Otros investigadores alrededor del mundo como Hyman (1955), Ganapati y Sastry (1972), Criales (1984), Schoope y Werding (1996), y Vallejo (2007), encontraron que hay especies animales que solo viven asociadas a los erizos, como por ejemplo algunos camarones, cangrejos, peces, moluscos (principalmente caracoles) y hasta otros erizos.

Aparte de esta función de protectores de otros organismos, los erizos también ayudan a mantener controladas a las algas, que al aumentar su crecimiento cubren todos los corales, ayudando así a que los arrecifes se mantengan sanos.

Hendler y colaboradores en su libro Echinoderms of Florida and the Caribbean: Sea stars, sea urchins, and allies (Equinodermos de Florida y el Caribe: estrellas de mar, erizos de mar y organismos relacionados) publicado en el año 1995, mencionan que existen al menos 7 especies de erizos en nuestras costas. Y en una entrevista realizada a la profesora Sheila Marques Pauls (Universidad Central de Venezuela), investigadora en el área de invertebrados marinos, reporta que el desconocimiento de estos singulares animales dificulta la toma de acciones para la conservación de los mismos y de los ecosistemas donde ellos habitan.

Estos organismos incomprendidos están siendo altamente afectados por la actividad humana. En distintas regiones de nuestro país los capturan para comerse sus huevas (el aparato reproductivo), generando que las poblaciones de erizos hayan disminuido en número desde hace muchos años. Otro factor que se ha visto que afecta a los erizos en los distintos ecosistemas marinos, son el turismo no consciente en donde las personas en algunas ocasiones los sacan del agua y los dejan fuera de ella; el uso de anclas y el roce de las propelas sobre las zonas donde ellos y otros animales se ubican, afectando el ambiente donde ellos se desarrollan y matando algunos de los organismos que ahí habitan; la contaminación, que altera la calidad del agua, produciendo enfermedades, trastornos hormonales, y afectando las condiciones de los organismos; y la pesca de arrastre, la cual al no ser una pesca selectiva, destruye los hábitats y a organismos de interés comercial y otros organismos que no se consumen.

Es por ello que, aunque no es fácil determinar la función de cada uno de los organismos dentro de un ecosistema, si es sabido que todos cumplen un papel importante. El aporte al conocimiento en distintos temas es lo que hará que valoremos a cada uno de los organismos en los ecosistemas y podamos conservarlos. Aportemos nuestro granito de arena en transmitir esta información sobre estos espinosos excavadores de rocas, jardineros de algas y cuidadores de animales más débiles, para que puedan perdurar en el tiempo.

 Referencias

Criales, M.M. 1984. Shrimps associated with coelenterates, echinoderms and molluscs in the Santa Marta Region, Colombia. J. Crust. Biol. 4: 307-317.

Ganapati, P., Sastry, D. 1972. Record of Athanas indicus (Coutiere) (Decapoda: Alpheidae) associated with Stomopneustes variolaris (Echinodermata: Echinoidea) from Visakhapatnam Coast. Proc. Indian natn. Sci. Acad., 38: 367-372.

Glynn, P.W.1997. Bioerosion and coral-reef growth: a dynamic balance. pp: 68-95. En: Life and death of coral reefs. Birkeland, C. (ed.), Chapman & Hall, New York, E.U.A.

Hendler, G., Miller, J. E., Pawson, D. L., y Kíer, P. M. 1995. Echinoderms of Florida and the Caribbean: Sea Stars, Sea Urchins and Allies. Smithsonian Institute Press, Washington, E. U. A.

Hyman, L. 1955. The invertebrates. Vol. IV: Echinodermata. Mc Graw Hill. Book Company. New York, E. U. A.

Otter, G. 1932. Rock-burrowing echinoids. Biol. Rev., 7: 89–107.

Schoppe, S., Werding, B. 1996. The boreholes of the sea urchin Genus Echinometra (Echinodermata: Echinoidea: Echinometridae) as a microhabitat in Tropical South America. P. S. Z. N. I. Marine Ecology, 17: 181-186.

Vallejo, V. A. 2007. Echinometra vanbruti como hospedero de relaciones comensalistas en el Pacífico Colombiano. Acta biol. Colomb., 12: 57-66.

http://www.natura-digital.org/index.php/javascript/historia-natural/257-las-espinas-sirven-para-mas-que-pinchar-tus-pies Publicado el: 2016-06-07

top