Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF. +++ +++ Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF. +++ +++ Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF.

TENDIDOS ELECTRICOS EN EL REFUGIO DE FAUNA SILVESTRE DE CUARE ¿UN ECOCIDO AVALADO?


En todo el mundo existe un viejo dicho el cual reza: “Nadie aprende en cuerpo ajeno”, pero es que en mi país Venezuela, es que no aprendemos en ningún cuerpo, ni propio ni ajeno.

 

En todo el mundo existe un viejo dicho el cual reza: “Nadie aprende en cuerpo ajeno”, pero es que en mi país Venezuela, no es que no aprendemos en cuerpo ajeno, es que ni siquiera aprendemos nosotros de los errores que hemos cometido en el pasado en nuestro propio cuerpo, o mejor dicho propio medio ambiente y los repetimos con más saña, como demostrando que el hombre es el único animal que choca dos o más veces con la misma piedra.

Me estoy refiriendo a la colocación de los tendidos eléctricos en las áreas cercanas al habitat de las poblaciones de aves marinas, como lo son los complejos lagunares de manglares y las lagunas costeras, elementos del medio ambiente, no solamente protegidos para Venezuela, sino para todo este planeta tierra en donde habitamos, algo que parece ser ignorado por quienes están al frentes de los organismos los cuales dirigen  y que deberían evitar este tipo de aberraciones y agresiones para con los manglares y la avifauna que en ellos habitan.

En un recientemente viaje a Chichiriviche, exactamente en el mes de marzo y pude contemplar con asombro cómo el Ministerio del Ambiente, la institución que debe preservar y evitar que se comentan tropelías para con  la naturaleza, su fauna y su entorno, pues se le ocurrió  la genial idea de colocar un tendido eléctrico que atraviesa el Refugio de Fauna Silvestre de Cuare, sin importarles los daños que van a generar en una de las poblaciones de aves más hermosas con las que cuenta Venezuela y todo el Caribe, puestos que  esos Flamencos, que son las aves a las cuales me estoy refiriendo, no son exclusivos de Venezuela y se verán afectados por las líneas aéreas colocadas para llevar la electricidad al pueblo de Chichiriviche, colocadas exactamente en el paso o la ruta de vuelo que utilizan estas aves para dirigirse desde la albufera al mar o viceversa.

Los Flamencos Phonicopterus ruber, a pesar de su porte y tamaño son aves de muchísima fragilidad, sus largas patas así como su en gran envergadura alar, los convierten animales propensos para que al impactar con su cuerpo los tendidos eléctricos sufran fracturas en sus miembros, desplomándose y teniéndose normalmente que sacrificar el ave, porque muchas veces el daño es irreversible.

Cuando digo, que ni siquiera aprendemos de los errores cometidos en el pasado, es porque en el año de 1979 la empresa CADAFE, colocó en las márgenes de la Laguna de Chacopata, un tendido eléctrico similar a este que colocaron en Cuare, por supuesto con una serie de diferencias, pero los resultado serán los mismos y es lo que me conlleva decir que somos animales que cometemos el mismo error y cuando lo cometemos nuevamente, me da la impresión que lo hiciéramos como a exprofeso mucho más grande, tal vez para llamar la atención.

Pues sí, en  los años 79 en la Laguna de Chacopata , y también debo reconocer que es muy cierto, no había ningún régimen de protección para esa zona, por lo tanto no se violentó ninguna de las leyes y hasta esto pudiera utilizarse como excusa, para haber permitido la creación de ese monstruo que hoy en la actualidad sigue generando mortalidad en las poblaciones de aves marinas como flamencos, alcatraces, Sternas, cotúas, etc., las cuales utilizan la laguna como lugar de anidación y sesteo. 

 Así mismo, en época reproductiva  salen a de la laguna a buscar su alimento en el mar, teniendo que pasar por el obstáculo de los tendidos eléctricos de alta tensión que llevan la electricidad de tierra firme a Margarita, en un sector de apenas dos kilómetros y medio.

Desde la colocación en el 79 de estos tendidos eléctricos  ya llevamos 37 años matando las aves y convertido en uno de los ecocídios  más grandes y más duradero que hemos tenido en el país, sin que nadie lo solucione, puesto que las pocas intenciones y acciones, han terminado siempre en la frase: desaparecieron los reales.

Hoy  nada más y nada menos que en El Refugio de Fauna Silvestre Cuare,  el cual fue creado por decreto el 31 de mayo de 1972, el mismo quedo conformado por una zona de costa y otra de islas que cubre aproximadamente 8000 hectáreas y  se  le designó como sitio Ramsar el 23 de noviembre de 1998 siendo uno de los 5 sitios RAMSAR que poseemos en el país, con todas sus normativas, reglamentos y leyes, para ser protegido y nunca haberse permitido  esta acción, vemos que se permitió y se colocaron 12 kilómetros de tendido eléctrico, con postes que sobrepasan los 17 metros de altura y a tan solo metros del eje vial que conduce desde el crucero hasta Chichiriviche, poniendo también en peligro la vida de los automovilistas al transitar por esa vía.

El Ministro de Ambiente para ese momento  supuestamente haciendo caso omiso a toda sugerencia de los técnicos y de las personas del ministerio que saben lo que es un REFUGIO DE FAUNA SILVESTRE, así como un sitio RAMSAR, y que conocen el manejo del mismo, al saber qué se puede permitir y qué no se puede construir, pues sus señalamientos no sirvieron de absolutamente nada y se cerró a no  escuchar a quienes conocen de la problemática que se ha generado y que se pudo haber evitado.

Lo digo con toda responsabilidad, el Ministro de Ambiente permitió la construcción  de este tendido eléctrico, bajo el supuesto que quienes se oponían al tendido, eran personas que no tenían corazón, puesto que se no deseaban que al pueblo de Chichiriviche se les llevará la luz eléctrica y que no quería ver que eso contribuiría de manera significativa en la mejora de su calidad de vida como educación y los servicios de luz eléctrica que presta el pueblo en las temporadas de turismo. Esta es una maniobra de los organismos y funcionarios, la cual normalmente esgrimen, al no tener  otros razonamientos lógicos y vemos como acusan a los que protegen el ambiente de estar contra el desarrollo de las sociedades y de los pueblos.

No sé si existan leyes en este país que castiguen este tipo de delito, lo que si sé, es que con lo avanzado de la obra nadie  la va a demoler, ni van a quitar ese tendido eléctrico, y así como Chacopata tiene 37 años matando la avifauna, este nuevo monstruo creado con el permiso del Ministerio del Ambiente  en  Cuare, apenas comienza a mostrar sus trágicas estadística de  mortalidad  en aves al impactar contra los cables.

Solo queda preguntarse: ¿ Si la tragedia de Chacopata tiene 37 años, Cuántos años durará este nuevo desastre ecológico permitido y avalado por quienes debieron haberlo evitado y nunca jamás haber permitido?

 

 

 

top