Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF. +++ +++ Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF. +++ +++ Bajo la Pestaña "SOCIEDAD" vaya a la página "Árboles Emblemáticos de Venezuela" para tener acceso a los enlaces al libro en línea o al archivo en PDF.

La anchoa venezolana no es la de la lata.


Como anchoas, la mayoría del mundo conoce a un diminuto pez, salado y algo picoso de origen europeo, presentado en pequeñas latas o frascos con filetes. En nuestros mares abunda otra especie más grande que esa.

Como anchoas, la mayoría del mundo conoce a un diminuto pez, salado y algo picoso presentado en pequeñas latas o frascos con filetes. Estas son especies del género Anchoa y Engraulis de donde se sacan los boquerones y los mencionados manjares. Estas sardinas o engraulidos son muy abundantes en aguas españolas y son los vascos los principales productores de esa industria conservera.

Lo anterior es una aclaratoria ya que nuestros pescadores artesanales e incluso algunos industriales le dicen anchoa en Venezuela a un carangido de la especie Pomatomus saltatrix que internacionalmente se llama Bluefish o Anchova. Nuestra anchoa criolla es un pez similar al jurel o la cojinoa de color gris azuloso y unos 30 centímetros de longitud llegando a pesar hasta 15 kilos por ejemplar. Es un animal altamente voraz de peces menores y por ello nadan a gran velocidad y se conoce que sus poblaciones noratlánticas son migratorias. Hasta se ha determinado que tienen un periodo de vida de 9 años.

El país que más lo captura es Senegal, seguido de Estados Unidos y Brasil. En Venezuela es una especie bastante buscada, los reportes pesqueros de Insopesca para 2011 revelan que se desembarcaron 262 toneladas a nivel nacional. De este total, el 74% viene del estado Sucre y luego Nueva Esparta con el 23 por ciento. 

Es una especie muy sabrosa con una carne fibrosa como el atún que permite prepararla entera o en ruedas. Su sabor lo defino como agradablemente áspero ya que no tiene la suavidad de los pescados de musculatura blanca como el pargo, mero o la catalana, pero es intermedio en color y textura entre las cabañas o carrachanas que son pescados de carne más gris.

Puede hacerse pesca deportiva sobre la anchoa criolla, aunque no es muy mencionada como los peces de pico o los dorados. Sin embargo en Norteamérica la buscan bastante alcanzando ejemplares de más de medio metro y 20 kilos. Al tenerlo vivo es capaz de morder al pescador, denotando su comportamiento agresivo. Es muy divertido de capturar por la pelea que da para sacarlo del agua.

Un dato interesante de nuestra anchoa es que el Profesor Jesús Rosas de la Universidad de Oriente en Margarita ha estado ensayando su cultivo con fines comerciales lo que aportaría otra fuente de ingreso a Venezuela y una forma de aumentar sus poblaciones.

Finalmente es un producto nacional que definitivamente debería ser mejor envasado para su comercialización, hoy en día y desde siempre se ha consumido de manera fresca refrigerada. Quizás se pudiesen hacer unas latas o empaques de filetes de anchoa criolla procesada en vinagreta o salmuera, intentando competir con su prima más pequeña de Europa.

   

 

 

top